viernes, noviembre 11, 2005

REQUIEM

Cuando fui a mi chamba actual a la mentada entrevista de trabajo, antes de hablar con el Jefe de Chamba estuve platicando con Ernesto quien era el Director Comercial de la empresa. Platicamos de futbol y su familia y muchas cosas. Me dijo que él habia sido quien recibió mi curriculum y que por eso me habían llamado.

Me aceptaron en esa chamba y comenzé a llevarme bien con Ernesto, (tenía 43 años), me llevó a una fonda a comer el primer dia y de hecho es la misma fonda en la que he comido todo este año que he trabajado ahi.

Comenzaron a correr las semanas y lo meses. Ernesto siempre estaba enfermo, o gripa o tos o la panza o cualquier otra cosa, ese wey era una farmacia ambulante porque cargaba siempre con un chingo de medicinas. Antes de que yo entrara a trabajar ahi, Ernesto habia estado en el hospital 3 meses por una infección en el estómago, eso ocasionó que le se cayeran la mayoría de los dientes.

Transcurrieron los meses y fui dandome cuenta que Ernesto estaba jodido económicamente, él no tenía sueldo fijo en la chamba sino que recibía comisión si vendía el tiempo aire de televisión. Muchas veces tuve que prestarle dinero para que pudiera comer, vivía de pedir prestado y eso que tenía esposa y 3 hijos adolescentes.

Además fumaba como chacuaco y casi no comía. Llegó un momento en que comenzó a desesperarme porque además de pedirme dinero prestado me pedía cigarros, o sea que además tenía que mantenerle el vicio. Muchas veces cuando yo estaba concentrado en mi chamba llegaba a contarme alguna tontería y me hacía perder el tiempo.

De todas formas nunca lo traté mal. Sus constantes enfermedades lo bajoneaban muy cabrón y todo el día andaba ahuevado y casi no chambeaba. En los 9 meses que trabajamos juntos no consiguió ningún cliente. Finalmente se fue de la chamba en mayo pasado.

Ya nunca lo volví a ver.

Lo último que supe de él fue que ya no salía de la cama y no podía comer sólidos además de que era un auténtico esqueleto. Estuvo varias semanas en el hospital hasta que los doctores lo mandaron a su casa diciendo que ya no se podía hacer nada más.

El martes pasado falleció, tenía 43 años. No puedo evitar sentir gacho porque ese wey se rindió, ya no luchó por su vida a pesar de tener una familia.

6 comentarios:

Lalo dijo...

Hola Darth

Que pena escuchar este relato,

Me recordo lo que le paso a un ex-conocido de mi anterior chamba (el hermano de un proveedor )que tambien estaba muy amoladon fisicamente (todo Tilico), pero en el caso de el, fueron el cigarro y el Tequila los que lo tronaron.

Sea como sea es bastante triste que esto le pase a un Jefe de Familia.

Tomare ejemplo para seguir llevando una vida saludable, ya que el proximo mes cumplo 41 años (y ademas me alejare de las tentaciones)

Un buen fin de semana

Chica Yeye dijo...

Sorry, es triste que existan este tipo de problemas con personas que nos rodean.

lo peor es hundirse cuando aun se tiene oportunidad de flotar...

lamento lo de tu amigo

Telicia dijo...

leí que cuando llegas a un trabajo la primera persona que se te acerca por lo general es la más "desquehacerada"... creo que esta vez se cumplió la regla.

Chale... es todo lo que puedo decir respecto a su muerte. Qué gacho.

Lili Evil dijo...

Quiero hacer una observación acerca de lo que dijo Lalo porque me llamó mucho la atención.

Él escribió: "Sea como sea es bastante triste que esto le pase a un Jefe de Familia". No quiero ser malpensada ni malinterpretar sus palabras pero, ¿acaso le parecería menos triste si esto le hubiera pasado a cualquier otro miembro de la familia? Quizá lo dijo de esta manera pensando en que era él (el ahora muerto)el único sostén de su familia, pero quizá no, quizá los que quedaron vivos sí tenían algún otro sustento o al menos la capacidad, como cualquier otro ser humano, de salir adelante.

Lord Maese Darth Chelerious dijo...

lalo: ps si es triste pero también el cuate ya no tenía muchas ganas de vivir.

yeye: ps si. pero cuando ya no hay ganas de vivir está cabrón lo demás.

telicia: no somos nada, caray.

lili: si. la esposa trabajaba pero igual estaban muy amolados economicamente.

Lalo dijo...

Lili Evil

Tu comentario merece todo mi respeto y humildemente te doy la razon, cualquier miembro de una familia que fallece es una perdida irremediable para los demas.

Saludos