lunes, marzo 03, 2008

FUERON 15 AÑOS.

El sábado pasado, se celebró con un desayuno de ex-alumnos, 70 años de que mi ex-escuela fue fundada. A ese lugar entré en Kinder One y salí hasta tercero de prepa, es decir, durante 15 años de mi vida, pisé el mismo patio y los mismo pasillos todos los días. Hoy en día, ya son pocos los maestros que quedan ahí que conocí, incluso ya han hecho remodelaciones y cada vez, ese lugar se ve diferente, a excepción de las bancas de primaria, que siguen siendo las mismas que utilizamos nosotros. A pesar de que los directivos siempre han sido cerrados, obtusos, fascistoides y demás, le tengo bastante cariño a esa institución.

Pero es increíble darse cuenta de que, a pesar de haber pisado el mismo patio y los mismos pasillos todos los días durante 15 años, cada vez, ese lugar se vuelve desconocido y lejano.

12 comentarios:

Garash dijo...

A veces la misma naturalidad te hace ser diferente, a pesar del tiempo pasado ahí me atrevo a pensar que no eres el mismo.

Saludos y buena vibra.

A. dijo...

Pues si, y luego ves a tus ex compañeros y es entonces cuando dices: ora si que ha pasado el tiempo!!! pero es chido recordar!

.:Alice in wonderland:. dijo...

tambien uno va cambiando las perspectivas... cuando yo iba a la primaria las bancas y los salones se me hacian enormes y ahora que los vuelvo a ver son unas miniaturas...

Chica Yeye dijo...

que nostalgia my lord!

esos lugares encierran tanto y nos dieron tanto que el verlos como casi desconocidos es parte de que la vida va avanzando..

aqui solo las particulares son de 3 tipos o mas de niveles escolares, las de gobierno no, hay un kinder, una primaria y una secundaria, nunca juntas jeje

saludos

Real-X dijo...

yo también me la pasé 15 años de mi vida pisando los mismos patios viendo a la misma gente, pero no me arrepiento, fue una gran experiencia que seguimos recordando cada que nos juntamos

Juana Nebulosa dijo...

Más bien uno es el que cambia, los lugares no tanto. Es como cuando ves a un amigo de hace mucho tiempo y te das cuenta que en realidad no tienes mucho en común con él.

Teli dijo...

como cuando regreso mi casa a pasar el fin de semana. Es mi casa y siempre será mi casa, pero yo ya no vivo ahí.

Mask dijo...

Ahora que me toco incribir a mi hijo en el kinder, lo meti en la misma escuela en la que yo estuve a su edad, como dices muy cambiado, salones nuevos y maestras bonitas, creo que le pasara lo mismo que a mi cuando estab ahi y terminara enamorandose de su maestra, aproveche el rato y me di una vuelta,, pude acordarme de casi todo, hasta del lugar en el patio donde tratabamos de sacar un pidera grande todos los dias imaginando que habia tesoros, vampiros o monstruos debajo de ella, lo mejor es que nunca pudimos y la piedra sigue ahi, se lo voy a contar a mi hijo y chance el tambien imagine tesoros y monstruos


Cortitoo el post pero muy bueno

Nicky dijo...

Orales fuiste niño bueno jejeje, pero eso me hace pensar que hare lo mismo con mis hijos k no tengo aun de enviarlos desde preescolar hasta la prepa a la misma escuela jejjeejeje

pero si tienes razon aveces pasas x el mismo lugar y no sientes nada en fin cosas del destino...

saludos

Taker dijo...

Siempre es chido cuando pasas por tu ex-escuela pero creo que la relacion con esos viejos amigos a los que les perdiste la pista no es (ni puede) ser como antes.

La neta no iria a un desayuno asi.

Saludos!

Lord Maese Darth Chelerious dijo...

L.M. Garash: ni la escuela ni yo somos los mismos.

L.M. A.: si. .es chido... y a veces triste.

Alice: así es.. ese día tuve chance de entrar al salón que tuve en pre-primaria y fue jocoso.

L.M. Yeye: exacto.

Real-x: ei.. yo tampoco me arrepiento de haber estado tanto tiempo ahi.

L.M. Juana: pues si.. pero luego tambien con tanta remodelación, se va haciendo mas extraño.

L.M. Teli: pero es tu casa.

L.M. Mask: y chance y él sí pueda quitar la piedra jejeje

Nicky: cosas del destino :)

L.M. Taker: yo si. me gusta ir a esos eventos. pueden resultar jocosos.

HorrorVacui dijo...

Yeah, no me gusta que lo llames pumpkin tour... Suena muy 2001.